14.8.08

rayas

Sonaba Cósmica en la radio justo cuando entraba en la heladería. Qué casualidad, hubiese pensado en otro momento. Esta mañana, sin embargo, me ha entrado esa especie de tristeza que me empapa los nervios y las ganas de todo. Tenía los ojos medio cerrados aún y las rayas de las sábanas enganchadas en la mejilla. No me preguntes por qué, porque las cuatro horas que he estado metida en la cama me las he pasado susurrándole secretos al silencio.
Miro a mi alrededor y todo son rayas. Las de las sábanas, las del pañuelo de hilo que me compré en los hippies de la playa, las del pantalón del pijama, las de las cortinas, las de la camiseta que llevabas el otro día, las del colchón de la piscina.. Rayas y más rayas, por todas partes. Es como si estuviese encerrada en una celda de barrotes descomunales. Joder, así es imposible escaparme de ti.

Tengo un millón de palabras que escupir y la sensación de que las suelte donde las suelte van a rebotarme en la cara. No me dediqué a hacer malabares con sus sentidos. Me lié con los míos, que es distinto. Que soy especialista en hacer equilibrio sobre la cuerda floja de la inseguridad...

6 comentarios:

Meike dijo...

Funambulista :)




Perdóneme los modos (las garras).

Farera dijo...

Si las rayas son horizontales, dibuja sobre ellas la misma cantidad pero en verticales.

Y ahora ya puedes jugar al Oso, o al buscaminas. jaja, perdon, a estas horas hasta mi humor esta de vacaciones...
arrrhhj

Vértigo dijo...

Al leer la última frase, me sentí en ella. Nunca habría sido capaz de expresar tan bien como me he sentido millones de veces. Me gustó tu texto, y espero que se marchen esas rayas y lleguen nuevas con mejores significado.

Jei dijo...

te cambio tus rayas por mis camisas floreadas xDD

dintel dijo...

Las rayas si las ordenas bien te marcan un buen camino.

La Penca dijo...

Ay, qué mala es esa cuerda floja de la inseguridad...

Hay que intentar cambiar lo de las rayas. Si no, es como tú has dicho, los barrotes de una celda...

Besos.