16.7.08

añicos

Quizás viene todo de ahí, de ese momento tan fugaz, borroso y torcido. Fue un instante, un par de segundos y... ¡zas! De repente, la moto a dos metros de mí con el motor encendido y un charquito de gasolina sobre el asfalto. Me rebotó la cabeza en el suelo y se me empezaron a abrir grietas en la piel. Resbalaron las ruedas y me caí. Nada, un despiste. Un maldito despiste que mis retinas no dejan de repetir para sus adentros, una vez detrás de otra.
O quizás no. Tal vez esto es sólo la excusa perfecta para intentar entender esta sensación. Este sentirme rota por todas partes, este corazón que parece que se atraganta con los añicos de mis latidos. No sé qué me pasa, pero me siento algo así como hendida. Y perdida. E indefensa. Y diminuta.
Te va a parecer una chorrada, pero me da miedo perder la ilusión. Me da un miedo horrible que se me escape por los rasguños, o por la mirada, o por la nariz. Cerraría los ojos con todas mis fuerzas y dejaría de respirar con tal de asegurarme de que no se escurriese por ninguna costura, por ningún hueco. Es pánico, como el de la otra noche. Intentaba dormir y me entró la paranoia de que había alguien en la ventana. Oía pasos en la terraza y estaba convencida de que alguien estaba intentando abrir. Parece ridículo dicho así, ¿verdad? Pues fue terrible. Me sentí tan sumamente vulnerable... Sola, también.
De pequeña me pasaba. Tenía pesadillas y me sentía la persona más sola del mundo. Ni la luz encendida, ni la voz de mis padres, ni dormir en su cama. Nada me servía para calmar el terror. No encontraba nada a lo que agarrarme para sentirme segura, nada que me protegiese ni nadie capaz de protegerme. El otro día tuve una sensación similar, cuando me fui a las rocas.
Esa tarde me dio por llorar. Me llevé La niña del Faro, la libreta y el pilot negro, y me senté en el espigón, frente al mar, a enredar palabras y lágrimas. Acabé con la razón y los sentidos hechos un nudo. Al volver, me entró un ataque de vértigo saltando de roca a roca. Me quedé paralizada. Apreté los párpados y la cabeza me giraba a mil por hora. Las olas rompían a cámara lenta y se oían voces a lo lejos. Qué miedo, por un momento creí que me desplomaba hacia atrás, que me desvanecía. ¿Te imaginas? El sol se acababa de esconder y empezaba a hacer algo de frío. ¿Y si me hubiese caído ahí?
¿Y si me caigo?

12 comentarios:

La Penca dijo...

Buf...No eres la única que se ha sentido así...

Yo tenía (y tengo a veces, aún) pesadillas de esa índole... Y del miedo a perder la ilusión, mejor ni hablamos.

Siempre viene bien lo de irse a enredar lágrimas y palabras a un lugar sin demasiada gente.

Saludos.

la chica de Potedaia dijo...

No te preocupes... si te caes los hay que siempre estaremos allí para ayudarte a levantar ;)

dintel dijo...

Bienvenida al club. Todo el mundo en algún momento de su vida se ha sentido así. ¿Qué es la Niña del Faro? (Si se puede saber).

Aunque parece que nos caigamos, no lo hacemos, y si lo hacemos, nos levantamos.

Por cierto, me encanta la imagen de "tengo el otoño en los ojos" la encuentro muy sugestiva.

Anónimo dijo...

elenot purcot
veig novetats en aquest blog..
estoy de viaje en francia en viaje en francia y tiro porq me toca..
quan torni parlaré amb tu i mexpliqueras moltes novetats i cosess bones :)
aiai què dic.. bueno, només passava! i com que em vas dir que no shi valia passar sns comentar...
unpetoo

Anónimo dijo...

mola perq el verb "explicar" lhe escrit en francès jaja

Gui"laine" dijo...

Una sensación muy rara, pero descrita espectacularmente.

Pauline dijo...

Me uno a las opiniones de La Penca y Dintel. Todas nos hemos sentido así más de una vez, a veces son miedos interiorizados, otras a lo desconocido que se nos viene encima, lo importante es ir dando pasitos para superarlos todos. un beso

Hangelus Girl dijo...

Estoy aquí para cuidarte, aunque sea en la distancia. Aunque a veces seguramente me cuides más tú a mi que yo a ti. Pero estoy, yo, con el nombre con el que quieras llamarme. Si te abrazo y caemos nos repartimos las heridas ¿quieres?

belga_seg dijo...

seguro que si te caes tienes a alguien que te hace de paracaidas... y los que tienen paracaidas cerca de las rocas y el mar siempre tienen opciones de ser nominados a la mejor foto del año... no crees?
un besito!
(por cierto, bonita sonrisa la de marta ;))

SinMe dijo...

Pues si te escoñas, te levantas. O sino tranquila, que fijo que de tanta gente que hay en el suelo, caes encima y no te haces daño.

x)*****

PD: Me siento tan guay comentando en un blog tan.... tan... asíN x'D

Anónimo dijo...

El cuerpo siempre avisa cuando nota que algo no va bien...y qué pasa cuando no se le hace caso?que acaban pinchándote cortisona..

no tengas miedo del miedo, pues cuando dejes de sentirlo habrás perdido toda capacidad para experimentar sensaciones.

caperucita dijo...

La Penca: creo que es uno de mis peores miedos, el de perder la ilusión. Ese, y el de volverme loca... Perder la cabeza, quiero decir, que loca ya lo estoy bastante. ^^ Saludos!

La chica de Potedaia: es que creo que lo que más me impresiona no es la caída, sino la sensación de vértigo al estar traspasando el vacío... Pero gracias, supongo que siempre calma saber que hay alguien ahí abajo por si pierdo el equilibrio otra vez :)

Dintel: La Niña del Faro es un libro de J. Winterson. No lo he terminado, así que no puedo recomendártelo aún. ;)
Si caemos, nos levantamos. Claro. Y barremos los pedacitos de nosotros que salpicaron al chocarnos contra el suelo. :) Lo del otoño se me ocurrió un día poniéndome las lentillas...

carla: França un altre cop? jaja! No pares... Sí, sí, quan tornis parlem, i fem intercanvi de novetats i d'experiències i totes aquestes coses. Demà la matrícula.. saps què? em fa pànic pensar en el curs que ve! En fin serafín, quan tornis a posar els peus a Barcelona més de dos dies seguits, ja diràs alguna cosa! mua! :)

gui"laine": gracias ^^. A mí también me parece un tanto extraña, la sensación... Algo así como un amalgama de vértigo, miedo, vulnerabilidad y mareo...

Pauline: pasito a pasito, aunque sea a base de pasitos enanos y se tarde una eternidad. :) Otro beso.

Hangelus: contigo. Me quedo contigo, con un pedacito de cada nombre. Y con todas tus heridas. Te abrazo, aunque sea en el vacío... :)

belga_seg: a la mejor foto del año? :P Suena genial, lo del paracaídas, las rocas y el mar. El problema es que a veces no se me da demasiado bien eso de tirar de la cuerda y que se abra... Habrá que coser unas alas, por si acaso. Unas alas impermeables y resistentes. Entonces seguro que ganaba cualquier concurso de fotos.. ^^ Besito!

Sinme: jaja! Seguro que hay un montón de gente en el suelo, pero con la suerte que tengo, fijo que me ven venir y se apartan dejando un hueco... xD El día que me tire aposta para reventarme la cabeza seguro que sí que caigo encima de un colchón humano..
Yo me siento tan, tan.. tan noséquépalabrautilizar de verte por aquí :)

p.: debe de ser eso, que el cuerpo avisa cuando las cosas no van demasiado bien. Tendré que aprender a captar sus alarmas, porque no creo que sea demasiado sano aficionarme a las inyecciones de cortisona.
¿Y cómo se hace? Lo de no tener miedo del miedo...

:*