12.5.08

retos


Ahora no sé si escupirte a la cara todas mis inseguridades y esperar a que me cojas al vuelo, antes de caerme, o si hacerme la valiente y tragarme los miedos. Meter las ansiedades en una de esas botellas de cristal y lanzarlas al mar. Que se las lleve lejos, que las ahogue en sus entrañas. Cerrar los ojos. Volatilizar el vértigo y saltar a por ti, a ver qué pasa. Retarte a mí. Qué dices, ¿te atreves?

4 comentarios:

Paula dijo...

Pues ya sabes arquitecta :p, "a ver qué pasa" ... los planes improvisados suelen terminar siendo los mejores ;)

besitos salados! :p

Anónimo dijo...

Yo, por atreverme, me atrevo a cualquier cosa. Pero a intentar cogerte al vuelo antes de que se produzca la caída, a lo que más... ;)

Besos y muchas burbujas...

Meike dijo...

Yo haría las dos cosas. Sólo por comprobar el efecto que tienen. Pero ya lo sabes, que yo soy kamikace y poco sensata.

Abrígate un poco, que hace frío.

Un abrazo.

la chica de Potedaia dijo...

Coje todas tus ansiedades y báñate en ellas, disfrútalas al máximo antes de meterlas en la botella y tirarlas al mar. Y entonces sí, cierra los ojos y lánzate a por ello.


Al fin y al cabo, si te caes, sabes que siempre habrá gente deseando ayudarte a levantar ;)