14.4.08

impermeable


¿Te he contado que anoche me até en la garganta el collar de cascabeles que reencontré hace días en el cajón? Al menos, si me oigo cuando me muevo, tengo la sensación de que estoy menos perdida. Escucho ese ruidito metálico y me doy cuenta de que sigo estando aquí; que ya es mucho, porque últimamente no paro de sentir que me desvanezco. Que me evaporo, como el agua cuando hierve, y nadie se da cuenta. Ni me encuentro, ni me encuentras, ni me encuentran. Y me enfado con mis ojos, que en vez de buscarme, te buscan.
He vuelto a comprarme otro chubasquero, ¿te lo he dicho ya? Uno de esos de pescador, pero ni así. Nada, que no. No consigo hacer que las cosas me resbalen. Ni con botas de agua, ni con pieles de metal, ni con trajes de neopreno. Tengo goteras en la mirada y se me empiezan a oxidar hasta las pestañas. Se me mojan las palabras. Y créeme, las palabras húmedas no valen para nada.
Mañana me pasaré el día haciendo pingüinos de plastilina con alas. Azules, que dicen que es el color de la ilusión. Luego los colgaré del techo con los hilos de aquella araña y le pagaré al viento para que les enseñe a volar. Por la tarde saldré a la calle a subastar verbos empapados, adverbios oxidados, adjetivos ahogados y pronombres aguados. Me he cansado de ser de papel.
Me regalaré un esqueleto impermeable, con lo que ahorre vendiendo palabras. ¿Me compras alguna?

4 comentarios:

Meike dijo...

Si no te encuentras, prueva a palpar en la oscuridad. A mi, más de una vez me ha funcionado.

Aunque lo de los chubasqueros no son lo mio. Me gusta sentir como caen las gotas, como me empapan. Como se llevan todo lo que no quiero, y no me atrevo a deshechar...

:) Un besito.

(¿seguro que no nos conocemos?)

la chica de Potedaia dijo...

De momento no tengo para palabras, pero si quieres te hago un huequito bajo mi paraguas agujereado y compartimos un silencio, que es gratis y para eso estamos ;)

Anónimo dijo...

Dices que vendes palabras húmedas que no valen para nada, que proceden de las goteras en tu mirada. Y llorar es tan importante para vaciar, tan necesario para limpiar... Vendes palabras húmedas, palabras limpias. Y esas son como los mejores vinos. Así que sí: te compro las palabras que necesites vender para cumplir el primer sueño de la lista. Pero modérate, que te veo... ;)

Besos de ruido de cascabel, de lágrimas en un papel. Y burbujas Ooº

dintel dijo...

Qué el sonido metálico del cascabel te permita oír el sonido sordo de tu latir, que nunca lo ahogue.