30.1.08

vidas

Le dieron una vida y no la supo utilizar. Venía sin instrucciones y no se las apañó demasiado bien con ella. A veces, cuando le daba la neura, hasta pensaba que algo había fallado para que el destino, dios, la casualidad, o quién fuese, le hubiera regalado ese gran privilegio que nunca sabía cómo aprovechar... La cabeza le daba vueltas. Sólo tenía ganas de lanzarse al vacío, saltar por aquel barranco y dejar el mundo atrás. Total, ¿qué podía perder?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Perder la vida que te han regalado... mmmmm... sin ella no podrías escribir lo que sientes, ni sentir para escribirlo, ni amar o sentirte sola.

Queda tanto por vivir... ¿Vives? ;)

sparkling

losabesno? dijo...

ESTOY entre libros sepultada, y mi cabeza q no sabe donde anclarse. No me concentro, no avanzo, no respondo..siempre llego tarde al messenger...

Nausicaa dijo...

Quizas la vida no fue un buen regalo para él...

lanobil, dijo...

Perdería tener la posibilidad de nuevo de elegir entre el vacío y la busqueda de su destino.
Un saludo y espero que puedas visitarme.