13.11.07

sinfonias



En días así me hundo en el mar. Cierro los ojos fuerte, muy muy fuerte, apretando tanto los párpados que hasta creo que me mareo. Me como las ganas de desgarrarme la voz y abro la boca para que las olas me engullan. La sal enzarzada en los labios y la espuma serpenteando en la garganta. Burbujas en el estómago y el ovillo de nervios que tengo por intestino multiplicándose por cada segundo que pasa. Mis huesos no son un buen chubasquero para la rabia que se esconde en su médula.

Se me encharcan los pulmones y yo abro la boca, un poco más. El agua filtrada en las venas y la sangre asfixiando el corazón. Cambio los latidos por el vaivén de la marea que sube y baja pasándose por alto las cómplices miradas de la luna. Aire por agua. Por la nariz, por las pupilas, por los oídos y por cada ranura de piel mal cicatrizada.

Estruendo de olas retumbando en las paredes del cráneo. Las tormentas de mar no acarician a nadie. Me ensordecen los silbidos del viento. Mis células se ahogan y yo sigo hundiéndome cada vez más. La presión del agua me revienta los tímpanos. Agua y más agua. Asfixia y vahídos. Un instante más sin respirar… y de repente, silencio absoluto. Como el abismo del compás en blanco en el que cae la orquestra rompiendo el clímax del gran estallido.

Es armonía. Y yo soy líquido. Nada más. Los vértigos naufragando a la deriva. Mi cuerpo anclado en lo más profundo de este mar de invierno, océano de hielo, y la tranquilidad que arrastra la muerte súbita desprendiéndose de mi piel. Adagio entre las olas… piano, pianisimo.

9 comentarios:

Emma dijo...

Viví toda la vida a una cuadra de la playa. Cada vez que estoy en la casa de mis viejos bajo. Es una forma de sacar la energía mala y que se la lleven las olas.

Alobada dijo...

Tanto cuenta el mar.... y no se cansa!!!

Ana dijo...

Para mí el mar es una mezcla de sentimientos: tranquilidad y furia. Echo de menos el olor a mar, Madrid de eso no tiene...
Además, tanto el agua como el fuego tienen algo que hipnotiza, atrae y atrapa.
Hablando de mares (y aunque no venga mucho a cuento con la entrada, me apetece decirlo), recomiendo la costa Irlandesa, sobre todo el norte y el oeste.Increíble.
Saludos

Hangelus Girl dijo...

No sé si me tiraría o no a las olas del mar. Tantas veces me arrastraron contra las rocas..

illeR dijo...

A mi el mar me transmite paz, aunque este revuelto, me da calma. Adoro el mar, la playa no tanto, a no ser que este vacia y me permita ver sentada desde la arena el amplio horizonte azul, pero el mar siempre, es vida.

>eL nENe dijo...

Helen!!!! sin palabras, ja ho saps!! eres la reina!!
q suerte tenemos de vivir aqui, al ladito de la playaa y sq sin ella yo nose donde me hubiera escapado muxas veces.
muxas veces en las q x cualquier cosa necesitaba estar con alguien q mescuxara y no podia ser me iba a correr para desahogarme y me paraba a medio camino entre mi casa y port ginesta, buscaba entre la arena y el agua 3 o 4 piedras pro siempre una mas grande q las otras. me sentaba y respiraba todo el aire q me faltaba entonces tiraba una a una las piedras y la grande, la apretaba con fuerza, cojia carrerilla y...chillabaaaaaaaa y la lanzaba lo mas lejos posibleee, y ahi, ahi mas lejos o mas cerca, ahi se iba toda la rabia q llebaba dentro!y entonces caminaba poco a poco y me sentia mucho mejor.

asi q creo q le debo muxo a la playa :D

ala aqui tienes mi coment wapixima!! bexitossss!!!

Entrelazada dijo...

Pues en la ecta3, 3'99 euros :) Está esta marrón, una en verde y una en rojoyrosa! La de la foto la usaré para la autoescuela pero estoy pensando en comprarme las otras, esque son muy chulas!

aRa dijo...

cuando vivia en madrid me faltaba ese cachito de mar, ahora que lo tengo me cuesta separarme de el.me encanta tu blog.saludos desde el mediterraneo.

Caperucita dijo...

emma: yo vivo a diez minutos del mar y seimpre que puedo me escapo a verlo. Cuando estoy triste o cuando me apetece sonreír y no tengo con quien compartir las sonrisas. Aunque suele ser más veces por lo primero. Hay quien es adicto a la nicotina, yo soy adicta al mar... ^^

alobada: las olas nunca se cansan de bailar... ;)

ana: tranquilidad y fuira vestidas de azul. Creo que esa mezcla es una de las cosas que lo hace tan especial...
Me apunto lo de la costa Irlandesa ;) Un saludo con sabor a mar ^^

hangelus girl: a veces me dan ganas de meterme en una botella y lanzarme a las olas... dejar que me lleven donde sea, donde quieran (aunque cerca de ti no
hay mar... ^^)

Iller: la playa sólo la adoro en otoño, invierno y primavera, en verano es odiosa... pero el mar... siempre es genial :)

iván: pues sí, es una suerte vivir aquí... aunque tú la tienes más cerca que yo :P ¿Cuántas veces nos hemos cruzado por el paseo marítimo con la moto? Yo le debo mucho al mar, y a mi cacharro rojo con dos ruedas y un motor afónico... sin él no me podría escapar a la playa... ^^ gracias por pasarte, un besito!


entrelazada: buf... sí que son chulas, sí... aunque creo que me van a tener que esperar un tiempo porque con la mierda de carrera que he escogido me estoy dejando una de pasta en papelerías que no veas... ¿es normal que por diez folios dinA3 me cobren un euro?!! La chica del papiros (o como se escriba) se ríe de mí cada vez que me ve entrar por la puerta... xD

ara: separarse del mar es complicado... ^^ yo que lo tengo al lado ya lo echo de menos si estoy más de una semana sin verlo... gracias por la visita. Otro saludo desde el mediterráneo.