26.11.07

rabias y tristezas


UNO. La mirada perdida en alguno de esos puntos indefinidos e infinitos de la Nada. De pie frente al cristal, paralizada. DOS. Cientos de moléculas de rabia carcomiéndole los nervios y un nudo estrangulándole la garganta. El mismo nudo de siempre. TRES. Aprieta los dientes con fuerza mientras sus pupilas se mueven cada vez más inquietas. Se ahoga, pero sabe que tiene que esperar. Un poco más, unos segundos hasta que se tranquilice, y el aire volverá a ventilarle los pulmones. De momento aún tiene las válvulas demasiado tensas. CUATRO. Gritar, llorar o callar. Seguir mirando por la ventana. El corazón a mil por hora y las venas rebozadas de agonía. CINCO. No, no está enfadada. Es distinto. Es odio y tristeza; éxtasis de rabia, por llamarlo de alguna manera, aunque realmente lo que siente no lo sabe ni ella. Sólo sabe que necesita escupir ese puñado de gritos que se anuda en su pescuezo. SEIS. Y soltar todas las lágrimas que hacen equilibrio en sus pestañas. Pero muerde más fuerte y conserva la compostura. Los codos apoyados en el marco del ventanal y los puños aguantándole las mejillas. SIETE. Dudas, dilemas, paradojas, respuestas sin pregunta y preguntas sin contestar. Una extraña presión en los oídos y nada más que el eco del silencio. OCHO. Parpadea un par de veces. Y otra vez más. Engancha su mirada a aquella nube con forma de velero, quizás el viento se la lleve rumbo a las antípodas del delirio. Al país de Nunca Jamás, ojalá. Pero de día no hay cometas para pedir deseos, ni polvo de estrellas para poder volar. NUEVE. Los ojos empapados y la voz arañándole los labios. Un hilo de aire se escurre por su traquea y resbala hasta el estómago. Ni gritar, ni llorar. DIEZ. Callar, como siempre. Traga y respira. Se muerde la esquina del labio de abajo y deja pasar un par de segundos antes de darse la vuelta. TIC, TAC. Se gira, y se va.

6 comentarios:

FrAn dijo...

Todos tenemos nuestras rabias y tristezas pero no esa capacidad para contarlas y que parezcan trites y rabiosas pero tambiñen preciosas.

Besos

Anónimo dijo...

El día que quieras dejar explotar todo eso... ya sabes :*


la chica de Potedaia

illeR dijo...

Quiza sea mejor dejarlo ir ¿no?

Un beso Caperucita!

Post -> Me encanta que te gustaran los faros :) Si te sacaron una sonrisa cumplieron su mision!!

Rocahemu (Ro para los amigos) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rocahemu (Ro para los amigos) dijo...

Rabias...esos momentos de explosión que no podemos evitar, que luego nos remuerden la conciencia..es sólo el escape de la angustia contenida durante..algún tiempo más del que debería..
Tristezas..que hablar de ellas..son personajes que vienen y van a su antojo por nuestras vidas..y que siempre nos dejan un mal sabor en los labios..
Rabia y Tristeza..cuando pasan..son pasado..y mejor dejarlas allí y seguir hacia delante..el tiempo las alivia..y a veces..casi sin darnos cuenta..las cura..
Un beso fuerte..me alegra volver por aquí;)

una vida lo que un sol dijo...

holaaa

ya mi blog no se llama Un trocito de la mañana en el museo de la escarcha. Paso deprisa por aquí y veo una ventana al mar preciosa. qué bonita la plantilla.
saludos!