12.8.07

retahílas

Desatarme la mente y deshacer las retahílas de pensamientos que construyo para no pensar en ti, para evitarte. Soñarte sin remordimientos, imaginarte, inventarte… Pisar la sombra del miedo a sentirte demasiado cerca, a echarte más de la cuenta de menos, y dejarme llevar por las ganas, las simples ganas de estar contigo.

Hundir mi mirada en el catalejo de tus pupilas, fundir mis ojos en tu retina y esbozarte escalofríos sobre los párpados. Entrar sigilosamente en ti, recorrerte, sin ruidos. Cada recoveco de tu interior, cada calle de los sentidos. Jugar a descubrir los secretos que escondes tras las esquinas de los huesos.

Y robarte los pinceles con los que te pintas las sonrisas, y algún que otro susurro de aquellos que almacenas en la trastienda de los labios, recubiertos de silencio. Enredar besos de azúcar en tus cabellos, coserte mis pecas a la piel y en su lugar amarrar tus cicatrices.

Saborear las caladas de tu voz. Respirarte y sentir tu olor dentro de mí, el humo de tus suspiros calándose en mi boca, escurriéndose por mi tráquea y enzarzándose suavemente en los huecos de los pulmones.

Trepar por tus arterias y desenvolverte el corazón embalado con hojas secas. Columpiarme en tus diástoles mientras las sístoles hipnotizan mis temores. Naufragar en tu sangre de mar, diluirme entre las olas que hacen bailar tus latidos y dejar que la marea me arrastre hacia la playa que guardas en aquel recodo de piel, donde tu mirada de luna se tumba cada madrugada a tomar el sol. Acostarme a su lado y extrañar la ausencia de tus abrazos, esos que aún no he podido abrazar.

Cerrar los ojos y sentir tu cadera rozando la mía, sonrojarme y sonreír, sin arrepentirme de tenerte metida en cincuenta y ocho de los sesenta segundos de cada minuto de mi reloj. Dejar que te escondas en los vacíos de la memoria, encontrarte cosida a todos los ángulos de mi cabeza y no vestirte con abrigos transparentes para hacerte desaparecer, para hacer ver que no te veo.

Quiero saber que estás ahí y embobarme jugando con las letras de tu nombre entre los dedos. Dejar que mi imaginación se mueva atraída por los imanes de la tuya. Dejar de vedarte por todo lo que puede conllevar soñarte demasiado. Dejarme sentir, sin más. Sentirte sin comerme las ganas de dejar de ignorarte, y abrocharme sin pensármelo a ti.

8 comentarios:

Abril dijo...

Me preguntaba por qué uno hace los amores tan sufridos no?, es como que les tenemos atracción si nos hacen rebotar contra las paredes...

Hay de los otros también ;)

Un abrazo.

Henry J dijo...

Precioso, pero Gala no lo adorna demasiado, no fue una santa (quien quiere serlo), pero la relación de amor con Dalí si es apasionante…

Muy lindo!

Fran dijo...

Que bonito lo que escribes.

No sé ni tan siquiera que ponerte, pero sé que me gustó lo que escribiste.

Un saludo.

illeR dijo...

Buahhhh, si es que te lo ganas a pulso.....tienes un merecido iller, que es no es mas que un meme por se tan buena. En concreto porque como digo en el blog "tanta sensibilidad y tan bien expresada merecen uno y mil premios."

Post -> Me anoto el libro de la reina de las nieves, no lo lei, en cuanto me quiten la sancion de la biblioteca lo leo...

lando786 dijo...

Hola.
Me gusto mucho esta escritura. Encontré saltando de enlace en enlace.
Pense mucho en tiempos pasados cuando lo unico que uno trataba de hacer era lo menos que se podia evitar. Los recuerdos son algo bello y a la vez dolorosos. Lo triste y a la vez lo bueno es que los mas importantes nunca se olvidan. La oración que más me encantó fue esta : "Quiero saber que estás ahí y embobarme jugando con las letras de tu nombre entre los dedos."
Sabrás que tienes un nuevo lector. Saludos y abrazos desde Puerto Rico.
~Lando

HOMERO dijo...

Es triste y dolorosa la ausencia del amor no correspondido o insuficiente. Este blog es compañero natural del mío "Nace la noche" te invito a explorarlo. Saludos desde Nicaragua. Homero. Te dejo la url:

http://nacelanoche.blogspot.com/

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Me gusto mucho tu escrito, me hizo recordar un poema de Idea vilariño que dice:
Escribo
pienso
leo
traduzdo veinte páginas
escucho las noticias
escribo
escribo
leo.
Donde estas
donde estas.

Caperucita dijo...

Abril,
pues si, muchas veces nos empeñamos en hacer que las cosas sean más sufridas de lo que deberían serlo...

henry j,
gracias :)
la verdad es que la imagen no la puse por Gala, sino por la ventana al mar...

fran,
gracias a ti también :)

iller,
¿un meme? ¿eso significa que tengo que hacer una edición de los premios "caperucitas'07"? supongo que ya sabrás que tus dibujos se llevarán uno, no? :P
en fin... Gracias :D

lando,
gracias por la visita, y por la entrada dedicada en tu blog. Los recuerdos son parte de nosotros, de nuestro pasado. Y aunque a veces nos torturen, están ahí y es imposible borrarlos, incluso olvidarlos... Vivimos creando recuerdos, aunque estas retahílas todavía son sólo sueños.

homero,
siempre esconden algo de nostalgia y de tristeza las ausencias...
Buscaré un huequecito para explorar tu blog y devolverte la visita ^^

todas las cosas que vienen...,
gracias. No conocía el poema, ni el autor (¿o es autora?). Yo escribo, pienso, pienso, sueño, pienso y vuelvo a escribir, sin dejar de soñar.