23.7.07

entelèquies


Aquesta nit plourà. Hi ha molta boira i ja fa estona que rondinen els núvols, des que els he intentat explicar que et trobava a faltar. No volen escoltar-me. Ni ells, ni el vent.

M’he escapat per tu, un moment, una estoneta que s’ha acabat per convertir en gairebé mitja nit. T’he estat esperant, et necessitava escoltar. Les teves paraules o el teu silenci, però escoltar-te.

Em sentia sola, a vegades em passa, i això que estava envoltada de gent. No ho entenc massa bé, però em passa. És com si de sobte se’m fes un forat, l’aire es queda buit i em segresta la Soledat. Una sensació estranya, se’m fa difícil d’explicar, i de suportar. Em posa nerviosa, fins i tot trista alguna vegada, m’angoixa.

Total, que m’he escapat per quedar-me sola, sola de veres. I és que només quan estic sola es quan sóc capaç de trobar-te... La teva veu em tranquil·litza, no t’ho he dit encara? Quan parlo amb tu els segons no pesen, deixa d’existir la gravetat, i el temps, i tot. És com flotar dins d’un No-res eteri, fluir en una irrealitat tan summament real que m’aterra. Perquè et sento, sento com m’abracen les teves paraules i et trobo a faltar. Se’m fa estranya la teva absència i la percepció d’aquesta entelèquia em venç, em desgavella els cinc sentits, i la raó.

Però, alhora, escoltar-te és l’únic en aquests moments que pot calmar-me els neguits. Deixar de pensar i no fer res més que sentir-te. Imaginar-te... I fer el possible per no dissoldre’t amb el món terrenal, perquè aquí és quan em comencen a irrompre els deliris.

Dins la meva realitat no existeixes. No ets res, ningú sap de la teva existència. És més, inclús el meu jo físic a estones et nega. Les nimfes no tenen lloc dins la física, només són presents al món de l’abstracció, sí, el mateix dels somnis. Per això, el meu altre jo, el psíquic, et sent en tot moment. No hi ets, no et veig... però puc percebre el teu alè enganxat a la pell i la meva mirada recolzada sobre la teva boca. T’adverteixo tan a prop que el món esdevé una amalgama de ficció i realitat.

Diria que aquesta és la raó per la qual els núvols rondinen i murmuren quan els explico que et trobo a faltar. Els núvols, el vent, el mar... Comença a ploure i encara no he aconseguit trucar-te. A vegades penso que la vida no està feta per gent com jo, per persones que es passen el dia rallant-se per infinitat de motius tan perplexes com absurds... Mitja nit, ara sí, i plou, cada cop més fort.


[ entelequia
Esta noche lloverá. Ya hace rato que gruñen las nubes, desde que he intentado explicarles que te echo de menos. No me quieren escuchar. Ni ellas, ni el viento.

Me he escapado para ti, un momento, un ratito que se ha acabado por convertir en media noche. Te he estado esperando, te necesitaba escuchar. Tus palabras o tu silencio, pero escucharte.

Me sentía sola, a veces me pasa, y eso que estaba rodeada de gente. No lo entiendo muy bien, pero me pasa. Es como si de repente se me hiciera un vacío, el aire se queda hueco y me secuestra la Soledad. Es una sensación extraña, se me hace difícil de explicar, y de soportar. Me pone nerviosa, incluso triste alguna vez, me angustia.

Total, que me he escapado para quedarme sola, sola de verdad. Y es que sólo cuando estoy sola es cuando te puedo encontrar… Tu voz me tranquiliza, ¿te lo he dicho ya? Cuando hablo contigo los segundos no pesan, deja de existir la gravedad, y el tiempo, y todo. Es como flotar en una Nada etérea, en una irrealidad tan real que me aterra. Porque te siento, siento como me abrazan tus palabras y te echo de menos. Te extraño sin conocerte y la percepción de esta entelequia me vence. Desborda mis cinco sentidos, y mi razón.

Pero, al mismo tiempo, escucharte es lo único en estos momentos que puede calmarme los nervios. Dejar de pensar y no hacer nada más que sentirte. Imaginarte… Y hacer lo posible para no mezclarte con el mundo terrenal, porque ahí es cuando me empiezan a irrumpir los delirios.

En mi realidad no existes. No eres nada, nadie sabe de tu existencia. Incluso mi yo físico a ratos te niega. Las hadas no tienen lugar dentro de la física, sólo caben en el mundo de la abstracción. Por eso, mi otro yo, el psíquico, sí que te siente, en todo momento. No estás, no te veo… pero noto tu aliento pegado a mis huellas y mi mirada recostada sobre tu boca. Te advierto tan cerca que el mundo se convierte en una amalgama de ficción y realidad.

Creo que es por eso que las nubes gruñen cuando les cuento que te echo de menos. Las nubes, el viento, el mar… Empieza a llover y aún no he conseguido marcar tu número. A veces pienso que el mundo no está hecho para gente como yo, para personas que se pasan el día rayándose por infinidad de motivos tan perplejos como absurdos… Media noche, ahora sí; y llueve, cada vez más fuerte. ]

7 comentarios:

Abril dijo...

Epa!!! NON TIENDO NAIDA!! JEJE...

Besos.

Abril dijo...

Ahora sí!!! y valía la pena la traducción de un texto tan hermoso eh!!!. Me gustó mucho.

Me dieron ganas de escribirte un mail. Ahí voy. Besos.

Eyes dijo...

M'ha agradat molt...jo encara crec en fades, les veig cada dia.

illeR dijo...

Precioso, me gusta sobre todo el final, sera porque me siento muy identificada....

A veces pienso que el mundo no está hecho para gente como yo, para personas que se pasan el día rayándose por infinidad de motivos tan perplejos como absurdos…

Impresionante!!

Caperucita dijo...

abril: gracias :)

eyes: me n'alegro. Jo també segueixo creient en les fades, i en les ninfes, i els follets... i en la magia ^^

iller: gracias a ti también :)
Es que ultimamente me siento tan desencajada... que es como si no supiera vivir en este mundo, no lo sé explicar de otra manera... :P


un petonet!

Sherezade dijo...

http://www1.fotolog.com/kris_hazy/20014282

Anónimo dijo...

potrebo, da preverijo:)