27.5.07

finales


Y de repente sientes que el camino se acaba. Das la vuelta a la esquina y ves la última recta. El último tramo hasta alcanzar esa especie de meta que llevas tanto tiempo esperando. Corres, sin saber por qué. Nunca te han gustado las competiciones. Sin embargo, sigues explotando al máximo los músculos de tus piernas.

No se trata de ganar, sólo tienes la necesidad de llegar al final para poder coger aire, y respirar. Dejar atrás esta carrera y empezar a caminar en otras direcciones. Conjugar los pretéritos perfectos de todos los verbos que se asfixian en el presente, aunque tu gramática no acepte el gerundio de olvidar.

Te encuentras cientos de bifurcaciones frente a ti y no sabes hacia adónde ir. Pero da igual. Lo único que querías era cerrar esta etapa, ponerle punto y final, girar la página, y empezar de nuevo.

Tienes curiosidad por saber dónde te llevará el destino. Sigues corriendo, mirando al suelo para que la torpeza no te vuelva a traicionar. Piedras y más piedras, entre tus huellas que no hacen más que preguntarse qué narices serán capaces de echar de menos…

18.5.07

marioneta

Me absorben espirales de vértigo cuando siento que soy incapaz de controlar las riendas de los sueños que me arrastran hacia ti. Es como si no pudiera controlar ni mi propia vida.

He vuelto a despertarme con tu olor entre los labios. Me derrumba darme cuenta de que por más que nado hacia adelante, sigo siendo una estúpida marioneta naufragando en el pasado.