10.3.07

música de invierno



Manos de hielo que se deshacen poniéndole música a las pesquisas que entreteje mi imaginación. Nocturno en mi menor. La Luna habla con las teclas con un lenguaje de extraños ritmos y silencios.

A medida que los segundos se dilatan en el interior de las tapas negras del piano, las moléculas de agua helada que apuntalan mi piel empiezan a perder su compostura. La frecuencia de cada nota las hace vibrar hasta que se diluyen con el eco del sonido y se desvanecen entre las teclas. Fluyen mis manos líquidas mezclándose con la perfecta armonía que le susurran al aire los hilos del pentagrama.

Afuera, el frío que se ha cansado de esconderse del invierno araña las alas del viento. Viene a despedirse. O espera, tal vez no. Tal vez le ha hecho caso a mis sueños y ha venido a teñir de otoño una tarde para compartir que pronto aparecerá en mi buzón con tu nombre en el remitente. Aunque, bueno, fantaseo demasiado. Ya hace tiempo que pierdo todas las partidas de póquer cuando juego con las cartas de la ilusión. Seguro que habrá venido sólo para construir escarcha invisible sobre mi corazón de piedra y para protagonizar estos últimos días que le quedan antes de acabar desvanecido por el sol.

Agua y más agua se me escurre de entre los dedos. No dejaré que este frío impersonal consiga filtrarse en mis venas. Siguen hablando la música y la Luna. Remolinos de sonidos impermeables pintan las paredes de la habitación. Siento mojados los pies, los pantalones empapados hasta las rodillas. Si sigo tocando me inundaré. Y se ahogarán en mi pequeño mar de sinfonía las riendas del viento y todas las amenazas del hielo. Los sostenidos se descuelgan del pentagrama, las notas, el tempo, los ritmos… todo se derrite para unirse a la marea.

Escupo el hielo gris que me atrofia los sentidos. Saco los latidos congelados por la boca, los nervios de metal, la nevera de recuerdos. Y sigo escuchando la música de agua que rellena este cuarto convertido en pecera. Necesito mojarme un poco más, hasta llegar a ser completamente líquida. Necesito descongelar mi piel, y dejar atrás el frío oscuro de este invierno.

Siempre he sido de invierno, de frío y de invierno. Pero este frío que me hiela el corazón está disfrazado de miedo. De vértigos, de dudas y de mentiras que me estrangulan la razón. Por esto necesito seguir tocando, para deshacerme de él y volver a moldear con las manos otra estación de nieve sin mascaras ni antifaces. Volver a crear un invierno de mar.

10 comentarios:

Kat dijo...

descongélate.

hola :*

Kat dijo...

:)

si, es la vida secreta de las palabras

Abril dijo...

Cuánto frío hay por aquí... Mejor te abrigas con palabras cálidas y después me cuentas ;)...

Está bueno, intentalo.

Te dejo un beso y me encantó volver.

hangelus girl dijo...

¿Y qué haces cuando llega la primavera y tu corazón está vestido de invierno? Yo no sé. Las reglas del juego empezarán pronto...Hasta entonces

sólo un beso

Anónimo dijo...

Acabo de volver del campamento forzoso al que me llevaron el fin de semana, y me ha gustado ver una actualizacion en tu blog ^^

Yo no creo que tengas un corazon de piedra...

Anónimo dijo...

PD: acabo de darme cuenta que no firme, estoy de un despistado... soy Potedaia Girl

Anónimo dijo...

¿Las venas en canal?¿Por? O.o


Espero que sea por estres...

Labrujamala dijo...

yo tambien fui siempre invierno... hasta ahora...

me quedo con este calorcito... me gusta!


muchos besitos niña

Karito dijo...

Holitas!!!!...jejeje es bueno verte de nuevo, pos que yo tbn me había olvidado un poco de mi blogs...o que por un tiempo anduve un poquito triste.

Veo que tienes nueva casa, como es largo me tomaré el tiempo para ponerme al día y luego te comento relacionado con tus post...mientras solo pasaba para saludar.

Un abrazote

Caperucita dijo...

Kat: me descongelaré ^^

Abril: eso es lo que intento, abrigarme (o que me abriguen... :P)
Otro beso.

Hangelus Girl: me escondo bajo las alas de las mariposas de escarcha. ¿Nunca has visto una? =)

Euge: tranquila, he sobrevivido sin hacer ninguna locura. Ni abrirme las venas, ni tirarme al tren... :P

Labrujamala: habrá que encontrar este "calorcito" que dices... ;)
Un besito para ti también!

Karito: me alegro de volverte a ver por aquí =)